full screen background image

Descubren en Guatemala un altar que revela el “Juego de tronos” maya

109

El altar está tallado en roca caliza y pesa casi una tonelada. Fue hallado en el sitio arqueológico La Corona, en el selvático departamento de Petén, fronterizo con México y Belice.

Tiene unos 1.500 años de antigüedad, dijo Tomás Barrientos, codirector del proyecto que realizó las excavaciones. Según sus investigaciones, evidencia las estrategias políticas para controlar ciudades enteras por la dinastía de reyes mayas Kaanul, similares a las que muestra la popular serie de televisión Game of Thrones (“Juego de Tronos”).

Barrientos, al presentar el descubrimiento, explicó que el altar fue encontrado en un templo. Muestra al rey Chak Took Ich’aak, gobernante de La Corona, “sentado y sosteniendo un cetro del cual emergen dos dioses patrones de la ciudad”.

De acuerdo con los estudios, la pieza de 1,46 metros de largo por 1,20 de ancho contiene una inscripción en jeroglíficos mayas de una fecha que corresponde al 12 de mayo de 544 D.C.

Según trabajos previos, basados en otros descubrimientos, se conoce que el mismo rey gobernó 20 años después la ciudad cercana de El Perú, “Waka”.

El experto indicó que esas evidencias muestran que los señores de Kaanul o el Reino de la Serpiente gestaron en La Corona un movimiento político que los llevó a derrotar a sus “archirrivales” de Tikal en el 562 D.C., y gobernar las tierras bajas mayas, en el sureste de Mesoamérica, por casi dos siglos.

El “juego de tronos” de los mayas

Barrientos señaló que los “movimientos políticos” se basaban en alianzas con ciudades pequeñas alrededor de Tikal, para luego dar la estocada final.

Dentro de esas maniobras para conseguir su objetivos, revelados con el descubrimiento, está la boda de una princesa del Reino de la Serpiente con el rey de La Corona, añadió Barrientos.

Explicó que en La Corona “fue el lugar donde empieza a gestarse tal vez el movimiento político más importante en la historia maya”. El Reino de la Serpiente se expandió desde su capital Dzibanche, cercana a lo que actualmente es el norte de Guatemala, Belice y el estado mexicano de Campeche.

Después de gobernar por 200 años todo el Petén, fueron finalmente derrotados por los señores de Tikal. “El tener una información sobre qué pasa después, como es que van confabulando aquí una estrategia política, nos enseña mucho de cómo era la política en esos tiempos y cómo era la pelea por los territorios”, dijo Barrientos.

Infobae