full screen background image

Inundación complica tareas para combatir brote de paludismo en Boca del Pao

326

En el municipio Miranda, ubicado en la zona sur del estado Anzoátegtui, autoridades de salud realizan abordajes para combatir el brote de paludismo en los caseríos Los Monos y Mulatalitos detectado tras el desborde del río Pao.

La autoridad única de salud en la entidad, Omar Aray, apuntó que las labores de los equipos de sanidad se han visto afectadas porque las vías de acceso a la población Boca del Pao están en precarias condiciones, no cuentan con energía eléctrica y hay problemas para el abastecimiento de agua potable.

Precisó el funcionario que en las jornadas realizadas en esa región, se determinó que son más de 200 las familias afectadas y que el desborde del afluente ocasionó daños severos en 100 casas de las 142 anegadas.

El también presidente del Instituto Anzoatiguense de la Salud (Saludanz), detalló que se prestó asistencia médica inmediata a 37 adultos mayores, 42 adolescentes, 47 mujeres y 13 menores de 10 años,  por brotes de vómitos, diarrea, fiebre e infecciones en la piel.

El galeno indicó que equipos de vacunadores y fumigadores hacen frente al parásito plasmodium que está circulando, por el riesgo elevado de que aumente la cifra de casos al bajar las aguas.

El gobernador del estado, Antonio Barreto Sira pidió a la población que se niega a abandonar sus casas, por temor a que les roben lo poco que les queda, despejar las zonas en donde los niveles del agua son críticos.

El primer mandatario regional confirmó que en Boca del Pao también hay afectaciones por el río Orinoco, que empezó a retroceder desde el miércoles 29 de agosto y la cota se encuentra en 18,28 metros sobre el nivel del mar.

Barreto Sira aseveró que se mantiene la alerta roja por el desborde de los ríos Orinoco y Pao en la zona sur del estado Anzoátegui.