full screen background image

Tiempos de cambio / Los cinco años de Vladimir a la 1

92

Hace cinco años iniciamos en Globovisión nuestro espacio Vladimir a la 1, programa de opinión que ha logrado convertirse en una referencia, con sus virtudes y sus defectos como toda obra humana. Es momento para agradecer a todos quienes han hecho posible que se haya hecho realidad esta tribuna por el cual han pasado los más diversos sectores de la vida nacional.

El 29 de julio de 2013 salimos al aire por primera vez, y desde entonces nos hemos impuesto la tarea de ejercer nuestra tarea con la responsabilidad y la seriedad que el país reclamaba y sigue reclamando a los comunicadores sociales. Nos ha tocado pasar por momentos difíciles, como los que se vivieron en los años 2014 y 2017, en medio de situaciones de confrontación política, violencia y represión. Y desde hace más de dos años hemos venido fijando posición sobre la situación nacional en nuestros comentarios de los días lunes, con el tono que amerita cada coyuntura, sin dejar de poner el dedo en la llaga de cada uno de los problemas que vive Venezuela .

Ha sido una política tanto de Globovisión como de la producción de Vladimir a la 1 darle visibilidad a sectores, políticos, sociales, académicos, culturales y hasta deportivos que muy pocas veces reciben esa posibilidad en otros medios. Igualmente hemos salido tanto al interior como al exterior a realizar programas con invitados y temas de gran impacto nacional e incluso internacional. También en Vladimir a la 1 tienen cabida los emprendedores, los jubilados y pensionados, las minorías de cualquier índole y las distintas corrientes religiosas.

La diversidad ha sido, es y será nuestra política. El diálogo nacional nuestro objetivo, aún a sabiendas de que ese planteamiento tiene sus detractores. Vladimir a la 1 es un espacio ganado a la idea de que los venezolanos debemos hallar soluciones a nuestros problemas por vías democráticas, pacíficas, electorales y constitucionales.

En nuestros comentarios de cada lunes hemos rechazado el abuso de poder, las restricciones a la libertad de expresión, la agresión a comunicadores sociales tanto de Globovisión como de otros medios nacionales y regionales. Igualmente hemos reclamado amnistía general para los presos por razones políticas, y también hemos acompañado desde hace mucho tiempo  los reiterados llamados a promover cambios en la política económica.

De igual manera hemos marcado distancia de quienes promueven la violencia política, del bando que sean, y de quienes basen sus líneas de acción en el odio, la exclusión y la descalificación.

Vladimir a la 1 ha dado cabida también a los artistas venezolanos. Los viernes son para rendirle tributo a los más variados representantes de la vida cultural del país.

Le hemos abierto espacio a grupos musicales, a deportistas destacados, a escritores, actores y directores del cine. Así como a conocidas figuras de la radio y la televisión, porque es muy importante tener presente siempre que Venezuela es un manantial de gente creadora, alegre, defensora de sus mejores tradiciones, y que, por mucho que hoy estemos pasando una terrible situación jamás renunciaremos a la alegría de nuestra música, a disfrutar de nuestro rico folklore, a mostrar lo mejor de Venezuela.

Quiero, con motivo de estos cinco años darle mi agradecimiento a quienes nos abrieron el espacio en Globovisión, particularmente a los doctores Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo, propietario del canal y presidente ejecutivo de la planta, respectivamente. De ellos he recibido un gran y un gran respeto por mi trabajo.

Pero también debo agradecer de corazón al gran equipo que ha hecho posible el éxito de Vladimir a la 1, encabezado por mi primera productora María Alejandra Navas, quien gracias a su desempeño fue ascendida a nuevas responsabilidades en el canal, a mi querida Astrid Delgado, productora actual, hoy en una breve pausa vacacional, y a Andrea Guzmán, una joven que apenas culmina sus estudios de comunicación social y ya asume con seriedad y entusiasmo la asistencia de producción.

De igual manera, mi reconocimiento a los anunciantes que han confiado en nosotros, y  a la siempre consecuente audiencia de nuestro programa. Sus preguntas, sus comentarios e incluso sus críticas al conductor del programa son aliño esencial que nos anima, nos compromete y nos impulsa a seguir adelante. Ya hemos cumplido cinco años al aire. Parece que fue ayer. Dure lo que dure, ha sido una de mis experiencias más gratificantes en mi vida como profesional del periodismo.

Vladimir Villegas