full screen background image

Lucha contra la Corrupción

65

“Lucha contra la corrupción es un simple instrumento de politiquería. No lo hacen por ética o transparencia”, así lo describe el ex presidente Rafael Correa en medio de los ataques en su contra.

El Gobierno de Michel Temer ha usado la supuesta “lucha contra la corrupción” para buscar la inhabilitación política no solo de Lula da Silva sino de la presidenta Dilma Rousseff”, lo afirma Humberto Acosta del PT.

“La ex presidenta argentina, Cristina Fernández, se enfrentará a su primer juicio por presunta corrupción al decidir el lunes, un juez, elevar a juicio una causa en la que se acusa a Fernández de asociación ilícita y fraude en la concesión de obra pública durante su mandato” así lo manifiesta un diario argentino.

“Nace alianza regional contra la corrupción en Venezuela, México, Colombia, EE. UU. y Panamá trabajarán para identificar fondos que el país estaría desviando”, “Colombia, Estados Unidos, México y Panamá crearon este jueves un grupo de unidades de inteligencia que busca rastrear y decomisar los recursos públicos que funcionarios del Gobierno de Venezuela estarían sacando ilegalmente del país.” “El acuerdo se dio en el marco de una reunión organizada en Washington por el Secretario del Tesoro de EE. UU., Steven Mnuchin, y los ministros de Hacienda de la región que se encuentran en la ciudad participando en las reuniones de primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional”, ““Queremos fortalecer la lucha contra la corrupción en Venezuela y por eso creamos un grupo de unidades de inteligencia financiera para ampliar las investigaciones conjuntas entre EE. UU. y Colombia sobre operaciones que involucran a funcionarios venezolanos a través de sociedades en otros países”.

El nuevo instrumento de ataque contra  los gobiernos que adversan a los EEUU, bien sea  por política, economía o cualquier otro interés,  es la “lucha contra la corrupción”, siendo  uno  de los métodos  utilizados  para convencer al pueblo que todo aquel empresario relacionado con el Estado venezolano obtiene sus beneficios económicos producto de la corrupción y no por sus operaciones mercantiles,  y  los suplidores internacionales de bienes y servicios considerarían a Venezuela  riesgosa para relaciones financieras.  Con  la falsa lucha anticorrupción que pregonan instancias internacionales  contra varios gobiernos  latinoamericanos sólo buscan debilitarlos para  justificar su intervencionismo. Esto es utilizado como instrumento de guerra,  violando cualquier acuerdo de las instancias internacionales tradicionales.

El ataque a ex mandatarios, y a gobiernos  de izquierda, en  nombre de la lucha anticorrupción es la justificación de un tutelaje  de agresión y amedrentamiento   contra  gobiernos legítimamente constituidos;  no podemos entender   como  aquellos  países que presentan  altos índices de corrupción, violencia e  injusticia,  sin moral alguna,  sean los llamados a   atacar a nuestro país.   Inconcebible  que  gobiernos  descalificados como el de Santos en Colombia,  Peña Nieto en México,  Juan Carlos Varela en Panamá, en comparsa con EEUU tengan la osadía y el caradurismo  de juzgar a nuestro país.

El   enemigo que nos ataca  es un imperio y  aquí nos mantendremos en guerra  para evitar  que  claven su bandera en nuestro suelo patrio;  podemos decir  que  en  esta   lucha por nuestra soberanía,  hemos ganado batallas y que seguiremos ganándolas.  Ya  nos lanzaron el torpedo Odebrecht ,  empresa cuyo principal accionista es EEUU, vinculada con la CIA  y el Banco Mundial, para chantajear  y sobornar  gobiernos preseleccionados  de la región,  ofreciéndoles créditos para  proyectos  millonarios, induciendo hechos de corrupción  e   inoculando  la  descomposición moral y ética de una sociedad  para favorecer los intereses de la derecha internacional. Debemos estar alerta ante esta nueva modalidad de ataque  a los gobiernos y sus pueblos.

Douglas Ávila