full screen background image

Concejal pidió renovación del Consejo Local de Planificación Pública de Lechería

140

El Consejo Local de Planificación Pública (CLPP) es la instancia ciudadana para organizar, planificar y distribuir las acciones y recursos del municipio en aras de garantizar su desarrollo. No obstante, este espacio no ha sido renovado en Lechería desde hace casi ocho años.

María Alejandra Malaver, concejal del municipio Urbaneja, levantó su voz para solicitar al ejecutivo local mayor compromiso en procura de renovar el CLPP en la localidad y reimpulsar la discusión organizativa y planificadora de la ciudad.

“El actual consejo es el mismo que funcionaba desde los tiempos del exalcalde Víctor Hugo Figueredo. Seguir con una representación vecinal y de los sectores caduca no le hace bien ni a la ciudad, ni al mismo poder político local”, afirmó.

Aseveró que las herramientas ciudadanas deben siempre estar al servicio de la expresión vecinal, y el estancamiento operativo y legal de estas instancias allanan el camino para la desmotivación de la ciudadanía como factor determinante para el progreso.

María Alejandra Malaver insistió en la urgencia de crear espacios que estén para brindarles al lecheriense una plataforma que le permita ser contralor de la actividad pública y a su vez generador de cambios para el municipio.

La edil aseveró que con un mayor protagonismo del ciudadano se evitarían crisis como la ocasionada por el pésimo servicio de aseo urbano y se impulsarían decididamente soluciones rápidas y reales a problemas cotidianos de la sociedad.

“Un gobierno local que no tenga el control del ciudadano, pierde su concepto democrático aunque sea electo con votos. Es el individuo como actor social el que debe velar por el debido cumplimiento de las responsabilidades del poder gubernamental. Todo lo contrario es antónimo a la libertad y la democracia real”, puntualizó.

Más democracia

La munícipe indicó que Lechería es el municipio más opositor de Venezuela y el que pregona mayor defensa de la democracia en el país, por ende, sus funcionarios deben construir con sus acciones de gobierno espacios que democraticen la localidad y contrasten con el autoritarismo nacional.

“Mantener un gobierno local que no abra las puertas al vecino, que no promueve la renovación de instrumentos ciudadanos, que cometa en el municipio Urbaneja los mismos pecados del régimen nacional, es simplemente traicionar a los lecherienses que han hecho de su ciudad un espacio libre de totalitarismo”, sentenció.

María Alejandra Malaver sostuvo su petición de que el CLPP vuelva a ser una instancia renovada, plural y ampliada donde los lecherienses sean partícipes de las decisiones para el mejoramiento de su calidad de vida.

NOTA DE PRENSA