full screen background image

Más de 20 mil alumnos podrían quedarse sin clases en el estado

59

Este martes representantes del Sindicato Unión Regional de Empleados Públicos del estado Anzoátegui (Urepanz), realizaron una asamblea general para discutir acciones a tomar en vista de la falta de pagos de compromisos laborales por parte de la gobernación del estado.

El presidente de la coalición sindical, José Hurtado, indicó que les adeudan casi un 180% de aumento salarial, tomando en cuenta todos los que se han realizado desde el año 2015 hasta la fecha.

Hurtado señaló que a pesar de que los casi 24 mil trabajadores que integran el sindicato han solicitado tomar las calles para exigir se cancele el total de lo que les deben, darán plazo hasta el 25 de marzo, fecha en la que la gobernación del estado se comprometió a cancelar el 50% de la deuda y el 50% del aumento del salario mínimo, decretado por el presidente Nicolás Maduro, a partir del 1º de enero.

“Somos un sindicato serio, por tal motivo respetaremos lo acordado, pero si la gobernación no cumple con su parte, nos veremos obligados a tomar acciones más contundentes”, manifestó.

Sin clases

Por su parte el presidente del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema), Pedro Luis Rodríguez, manifestó que en el sector educación los educadores están dispuestos a dejar las aulas de clase si el estado no cumple con lo prometido.

Rodríguez indicó que actualmente el salario de un maestro activo dependiente de la gobernación, no supera los 30 mil bolívares mensuales. “Un maestro gana entre Bs. 10 mil y Bs. 15 mil en una quincena. Así nadie puede sobrevivir”, destacó.

El representante del gremio de educación, que supera los cinco mil trabajadores en la entidad, manifestó que si este 25 no se realizaba el abono en la nómina de los docentes, irán a una nueva asamblea donde podría aprobarse el paro que dejaría a más de 20 mil alumnos sin clases con la paralización de más de 120 planteles en toda la entidad oriental.

“La calidad de la educación se ha visto afectada, porque un docente no puede dar clases de manera eficaz, cuando solo está pendiente de qué llevará de comer a su casa, porque el sueldo que percibe no le alcanza para nada”, sentenció.

Fuente: Laura Pereira.