full screen background image

Expulsan a dos estudiantes de la Universidad de Oklahoma por entonar cantos racistas

63

El presidente de la Universidad de Oklahoma, David Boren, expulsó a dos alumnos que dice fueron identificados como los líderes de un coro racista en una actividad de una fraternidad estudiantil.

Boren expresó el martes en un comunicado que los dos alumnos fueron expulsados por crear “un entorno de aprendizaje hostil para otros”. La identidad de los alumnos no fue revelada.

El video colgado en internet muestra a varias personas en un autobús que participan en un coro que entona al menos un agravio racista, menciona un linchamiento y dice que los alumnos negros nunca serían aceptados en la fraternidad Sigma Alpha Epsilon de la Universidad de Oklahoma.

Boren espera que la expulsión ayude a los alumnos a darse cuenta de que “está mal usar palabras para herir, amenazar y excluir a otras personas”.

El directivo rompió relaciones con la fraternidad el lunes y ordenó cerrar la instalación donde operaba.

El incidente tuvo un profundo efecto sobre muchos de los aproximadamente 1.400 alumnos negros que asisten al campus de Norman de la alta casa de estudios.

“Me asombró extraordinariamente que lo hicieran de forma tan abierta en el autobús, como si estuvieran orgullosos”, dijo el lunes Jared Scarborough, estudiante de primer año de Ciencias de la Construcción y quien es de raza negra. “Por el coro uno se da cuenta que no es la primera vez que lo hacen y que todos participaron”.

Las letras griegas de la fraternidad fueron retiradas del amplio edificio de ladrillos color arena, ubicada en una calle donde hay otras fraternidades de hombres y mujeres al oeste del campus, y se ordenó a los miembros retirar todas sus pertenencias para el martes a la medianoche.

El equipo de fútbol americano de la universidad decidió protestar en vez de practicar el lunes. En la instalación bajo techo de prácticas, el entrenador Bob Stoops lideró a los atletas, a quienes se les unió el director de actividades deportivas Joe Castiglione, mientras marchaban tomados de los brazos vestidos de negro.

EFE