Más de 1.000 millones de personas en más de 50 países o territorios fueron instadas por sus autoridades a permanecer confinadas en sus casas para luchar contra la propagación del covid-19, según una base de datos de la AFP.

Algunas países tomaron medidas coercitivas, como Francia, Italia y Argentina, al igual que el Estado de California, en Estados Unidos, mientras que otros como el Reino Unido e Irán se contentan por el momento con recomendaciones.

Fuente: elnacional