Los balcones de Euskadi fueron un clamor de aplausos en homenaje a la enfermera de 52 años del hospital de Galdakao fallecida por el coronavirus, la primera víctima mortal entre el personal sanitario de Osakidetza y también la primera en el Estado.

Los vascos se unieron en una ola de solidaridad, volviendo así a reconocer el titánico esfuerzo de miles de enfermeras anónimas en primera línea de combate contra el virus.

La profesional sanitaria murió en la noche del miércoles en la UCI del hospital de Basurtotras permanecer seis días ingresada. «Ha sido un duro golpe para el que no estábamos preparados porque ha golpeado el alma del sistema sanitario público vasco», confesó ayer, visiblemente afectada, la consejera de Salud, Nekane Murga en su comparecencia para facilitar el balance del coronavirus.

Este fallecimiento se une al de otras doce personas en las últimas horas, con lo que el total de muertos con coronavirus en Euskadi ya alcanza los 53. En total, hasta las ocho de la tarde del pasado miércoles se habían registrado 217 nuevos positivos, con lo que la cifra total de contagios es de 1.190 casos, de los que 455 permanecen hospitalizados.

Fuente: deia.eus