El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, subrayó este lunes que los infectados con Covid-19 pueden todavía contagiar a otros tras recuperarse, por lo que su aislamiento debe continuar al menos dos semanas después de que dejen de tener síntomas.

«Aún pueden contagiar a otros después de que dejen de sentirse mal, por lo que las medidas (de aislamiento) deben prolongarse al menos dos semanas después de que los síntomas desaparezcan», señaló el médico etíope en rueda de prensa, al comentar especialmente la situación de quienes se recuperan de la enfermedad en sus casas.

Tedros añadió que en estos casos quienes los cuiden deben ser personas no pertenecientes a grupos de riesgo (personas mayores o con enfermedades que pudieran complicarse con el COVID-19), han de lavarse las manos tras entrar en contacto con el paciente, y no deben permitir ninguna otra visita.

Fuente: panorama