El Gobierno español anunció este lunes el cierre de sus fronteras terrestres para frenar la expansión del coronavirus.

El número de contagiados alcanzó los 9.191, casi 1.500 más que el domingo, y el número de fallecidos supera los 300.

Solo se permitirá el acceso al país a los ciudadanos españoles, residentes en España o a quienes acrediten fuerza mayor y al transporte de mercancías.

Canadá también anunció el bloqueo de sus fronteras a las personas que no sean sus ciudadanos o residentes en el país ante la propagación de la epidemia de COVID-19.

Además, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció que no se permitirá la entrada en Canadá a aquellos nacionales que tengan síntomas de la enfermedad.

Fuente: unionradio