Investigadores de Estados Unidos aplicaron el lunes 16-M la primera vacuna experimental contra el coronavirus, colocándose al frente de una carrera mundial mientras se extiende la pandemia.

Con una cuidadosa inyección en el brazo de una voluntaria saludable, los científicos del Instituto de Investigación Permanente Kaiser de Washington, en Seattle, comenzaron la ansiada primera fase de un estudio para una posible vacuna para la enfermedad Covid-19 desarrollada en tiempo récord, dado que el virus comenzó a circular en China a finales de 2019 y después se extendió a todo el mundo.

“Ahora somos el equipo coronavirus”, dijo la doctora Lisa Jackson, líder del estudio. “Todos quieren hacer lo que puedan en esta emergencia”.

The Associated Press observó cuando la primera participante del estudio, Jennifer Haller, una gerente de operaciones de una pequeña compañía tecnológica, recibió la inyección en una sala de auscultación.

Fuente: panorama