El presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció la noche del domingo la suspensión de las clases en todo el sistema educativo y el cierre de las fronteras del país, ambos hasta el 31 de marzo, para contener el contagio del nuevo coronavirus.

«Tomamos la decisión de suspender las clases a partir de mañana (lunes) hasta el 31 de marzo, con el propósito de minimizar el tránsito de los chicos y así, del virus» dijo el presidente en conferencia de prensa en la residencia de Olivos. «Hemos cerrado las fronteras de la Argentina», agregó y aclaró que solo es para quienes ingresan pero no hay impedimento para salidas del territorio.

Fuente: panorama