Rayos ultravioleta (UV) para desinfectar autobuses y ascensores. Este es el método de alta tecnología y ultrarrápido utilizado en China para eliminar cualquier rastro potencial del nuevo coronavirus.

Ante la epidemia de Covid-19, que ya causó más de 3.100 muertes en el país, las empresas chinas están bajo presión.

Deben aplicar al pie de la letra las instrucciones de prevención de las autoridades.

La empresa de transporte público de Shanghái, Yanggao, ha reconvertido un túnel de lavado clásico para autobuses en una zona de desinfección equipada con 120 tubos UV.

Este nuevo proceso reduce la duración de la operación de 40 a 5 minutos.

«Desde el comienzo de la epidemia se buscaba un medio de desinfección más eficaz, en términos de mano de obra y de coste», explica a la AFP Qin Jin, director general adjunto de Yanggao.

El antiguo procedimiento requería la presencia constante de dos empleados. Antes de limpiarlo, rociaban líquido desinfectante en el vehículo.

«El problema es que a veces no llegábamos a ciertos rincones», explica Qin.

Yanggao se asoció con un proveedor de sistemas de difusión ultravioleta, con el que desinfecta parte de su flota.

Los empleados conducen los autobuses uno por uno por el túnel. Luego salen de la zona de desinfección y activan el sistema, que sumerge el vehículo en un halo de luz azul.

Fuente: panorama