El Instituto de Investigación Migal de Israel ha anunciado que ha desarrollado una vacuna contra el nuevo coronavirus, mutación vírica que apareció en diciembre de 2019 en Wuhan (China), y que podría estar disponible en unos 90 días.

Los expertos comenzaron su trabajo desarrollando una vacuna contra la gripe aviar, que se utiliza ahora por defecto con cada ave que nace en Israel y en muchos otros países también, por lo que ya tenían “mucho terreno ganado” cuando empezaron a difundirse informaciones sobre la mutación del nuevo coronavirus.

“Nuestro objetivo básico era desarrollar la tecnología general y no específicamente una vacuna para este o aquel tipo de virus. El marco científico de la vacuna se basa en un nuevo vector de expresión de proteínas, que crea y secreta una proteína quimérica soluble que entrega el antígeno viral a los tejidos de la mucosa por endocitosis autoactivada, haciendo que el cuerpo forme anticuerpos contra el virus”, ha dicho el jefe del departamento de biotecnología de Migal, Chen Katz.

La endocitosis es un proceso celular en el que se introducen sustancias en una célula rodeando el material con la membrana celular, formando una vesícula que contiene el material ingerido. En los ensayos preclínicos, el equipo demostró que la vacunación oral induce altos niveles de anticuerpos específicos contra el virus aviar.

Fuente: 800noticias