Hace tres semanas, un jurado había declarado culpable a Weinstein de acto sexual criminal en primer grado contra la asistente de producción Mimi Haley y de violación en tercer grado contra la aspirante a actriz Jessica Mann.

El famoso productor de Hollywood, de 67 años, enfrentaba una pena mínima de cinco años y una máxima de 29 años de cárcel.

La sentencia pronunciada por el juez James Burke de la corte penal estatal de Manhattan es una gran victoria para el movimiento #MeToo contra la agresión y el acoso sexual, nacido tras el estallido del escándalo Weinstein en octubre de 2017.

El 24 de febrero, un jurado popular halló culpable a Weinstein de agresión sexual por practicarle sexo no convencional forzado a la exasistente de producción Mimi Haleyi en 2006, así como de violar a la exactriz Jessica Mann en 2013.

Weinstein llegó al tribunal este miércoles en silla de ruedas.

“No soy la persona que era cuando comenzó esta crisis”, dijo Weinstein al juez, pidiendo clemencia antes de conocer la pena.

Aseguró que no tenía tanto poder como se dice, que su compañía era “pequeña”, y comparó las denuncias contra hombres poderosos acusados de acoso o agresión sexual con la persecución de comunistas lanzada por el senador Joseph McCarthy durante la Guerra Fría.

Fuente: prensalibre