La UEFA confirmó este miércoles que el partido Inter de Milán-Ludogorets, de la vuelta de los dieciseisavos de final de la Liga Europa, se jugará mañana en el estadio San Siro a puerta cerrada, de acuerdo a las decisiones de las autoridades italianas.

“Todos los otros partidos de la UEFA programados esta semana seguirán adelante según lo programado y en este momento no hay restricciones para la asistencia de espectadores”, señaló la UEFA en un comunicado.

En el mismo indicó que seguirá “monitorizando de cerca la situación en relación al COVID-19 (coronavirus) y en contacto con las autoridades relevantes al respecto”.

Las autoridades italianas ya decidieron hace días que los partidos de la próxima jornada de la liga italiana (26a) Juventus de Turín-Ínter de Milán, Udinese-Fiorentina, Milán-Génova, Parma-Spal, Sassuolo-Brescia y Sampdoria-Verano se disputen también a puerta cerrada ante la situación generada en el norte de Italia, donde más de 200 personas han sido contagiadas y siete han fallecido.

Fuente: 800noticias