Quique Setién ha asumido hoy el cargo de nuevo entrenador del FC Barcelonaen sustitución de Ernesto Valverde, despedido anoche con malos modos por la junta directiva.

No tenía ni idea. Ni siquiera pensaba que el Barça pudiera manejar realmente su nombre para suceder a Ernesto Valverde.

Se veía en la lista de candidatos, pero no podía intuir que Josep Maria Bartomeu, el presidente azulgrana, apostara finalmente por´Setién, «un técnico que no tiene curriculum extenso ni que tampoco ha ganado títulos, pero sí tiene una filosofía y mis equipos siempre juegan bien», como él mismo ha declarado. «Ni en mis mejores sueños hubiera podido imaginar estar aquí», ha dicho el técnico cántabro. «Soy una persona bastante emotiva. Ayer estaba paseando con las vacas en mi pueblo y hoy estoy en la ciudad deportiva del Barça entrenando a los mejores jugadores del mundo», ha confesado, aún incrédulo.

En apenas unas horas la vida de Quique Setién ha sufrido un cambio radical. «Todo ha sido muy precipitado, mucho. Ayer me paseaba por mi casa, hoy estoy aquí». Del paro a dirigir el Barça. «Es un equipo enorme, que jamás podré mejorar. Esto es lo máximo», ha dicho entusiasmado con el desafío al que se enfrenta, teniendo, eso sí, unas elegantes palabras de agradecimiento hacia Valverde, el entrenador a quien sustituye.

«Intentaré hablar con Ernesto. Le quiero agradecer las cosas. Me deja a un equipo que está primero en la Liga y que ha hecho muchas cosas bien», ha apuntado el nuevo técnico azulgrana.

Fuente: elperiodico