Se trata de un sándwich de dos pisos, bastante completo y contundente, donde dos de los ingredientes principales son el huevo y el pollo.

 

🖍 Ingredientes:

  • 12 rebanadas de pan de molde

 

  • 4 huevos

 

  • 8 filetes finos de pechuga de pollo

 

  • 4-8 lonchas de jamón

 

  • 4 lonchas de queso cheddar o cualquier otro fundente

 

  • 2 tomates

 

  • Lechuga

 

  • Mayonesa

 

  • Sal y pimienta

 

  • Aceite de oliva

 

🥣 Preparación:

 

Tostar ligeramente las rebanadas de pan de molde.

Cortar el jsmón y el queso de forma cuadrada según el tamaño del pan; o comprarlos del tipo sándwich.

Lavar y cortar los tomates en rodajas no muy gruesas.

Lavar las hojas de lechuga y cortar en tiras más pequeñas, si fuese necesario. Puedes usar para la ocasión, una bolsa de lechuga fresca ya lavada y envasada.

Hacer a la plancha la pechuga de pollo salpimentadas, en un poco de aceite caliente.

Batir dos huevos con una pizca de sal y hacer una tortilla francesa. A continuación, repetir el proceso con los otros dos huevos.

Cortar las dos tortillas cada una por la mitad, para así obtener 4 trozos.

Montar los sandwiches: colocar en la primera rebanada de pan tostado, una o dos lonchas de jamón, una loncha de queso y rodajas de tomate. Untar una rebanada de pan con mayonesa, darle la vuelta y colocar encima del tomate.

Para el segundo piso, untar de nuevo con mayonesa la cara de arriba del pan, añadir unas hojas de lechuga, 2 filetes de pechuga de pollo y un trozo de tortilla. Tapar con otra rebanada untada en mayonesa.

Cortar cada sándwich, si se prefiere, por la mitad en diagonal.

Servir aún calientes con unas papas fritas por ejemplo.