El presidente de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), Giuseppe Palmisano, ratificó este miércoles que apelará ante la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) para que se reconsidere la medida de suspensión mantenida sobre los equipos Tigres de Aragua y Navegantes del Magallanes.

Palmisano dijo que presentarán ante ese organismo de control de Estados Unidos una “serie de documentos y estatutos legales” que demuestren que ambas novenas son fundaciones privadas.

“Sería una gran desventaja que en campeonatos venideros estas dos franquicias no cuenten con presencia de peloteros pertenecientes a las organizaciones de Grandes Ligas”, agregó.

Durante una entrevista en el programa En Vivo de Unión Radio, Palmisano señaló que aún la LVBP no sabe cuál es la fecha en la que los jugadores de la MLB podrán ingresar a los rosters de los equipos venezolanos.

Ayer martes se conoció que la OFAC autorizó mediante una licencia a los otros seis conjuntos del circuito local a incorporar peloteros con contrato en la MLB y las ligas menores, levantando así la prohibición que pesaba tras las sanciones del gobierno de EEUU contra el régimen de Nicolás Maduro.

La periodista deportiva Mari Montes publicó el documento de la licencia emitida por la OFAC que vence en 2021, donde se autoriza a Leones del Caracas, Tiburones de La Guaira, Caribes de Anzoátegui, Águilas del Zulia, Bravos de Margarita y Cardenales de Lara a reforzar sus rosters con jugadores de las  Grandes Ligas y sus sucursales.

Fuente: 800noticias