Legisladores demócratas y republicanos presentarán el movimiento “Venezuelan Democracy Caucus”, para avanzar en una solución a la crisis económica, política y social venezolana.

Mario Díaz Balart, representante por el estado de Florida, explicó a El Nuevo Herald que con el caucus se busca “mantener el énfasis y el apoyo a la causa de la libertad en Venezuela”. Resaltó que la cámara de representantes quiere “la libertad absoluta” del país.

La cámara baja del Congreso estadounidense ya ha aprobado proyectos de leyes relacionados con Venezuela que buscan aumentar la presión sobre el gobierno en disputa de Nicolás Maduro. Entre ello, el “Venezuela Arms Restriction Act” (“Restricción de Armas de Venezuela”) o el “Humanitaria Assistance to the Venezuelan People Act” (“Ley de Asistencia Humanitaria para el Pueblo Venezolano”).

Con estas medidas, Estados Unidos busca generar más presión para un cambio político en el país.

Hasta el momento queda pendiente el Estatus de Protección Temporal, TPS, para los venezolanos en la nación norteamericana que fue rechazado en el Senado.

Estados Unidos fue el primer país en reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y su presidente Donald Trump ha dicho que “todas las opciones están sobre la mesa” para lograr recuperar la democracia.

Fuente: elnuevoherald