De enero a septiembre murieron 21 personas en manos de los cuerpos de seguridad del Estado, según cifras de Provea.

Este número de fallecidos, representa un aumento de 508% respecto al número de víctimas contabilizado en el 2018.

El Cicpc y la Dgcim, resaltan entre los cuerpos de seguridad que incrementan estas cifras.

Este incremento en la cifra, es difundido en un contexto en el que Venezuela está en la mira internacional por las violaciones a los derechos humanos que ocurren en el país por parte del gobierno.

Fuente: 800noticias