El ultimátum para que el presidente Evo Morales, abandone el poder, después de más de 13 años volvió a tensar la crisis política y social que atraviesa el país.

Los comités cívicos reunidos en Santa Cruz, la mayor ciudad de Bolivia, dieron 48 horas, hasta este lunes, deje el mando tras las denuncias de fraude en su reciente reelección para un cuarto mandato.

El líder del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, fue quien lanzó el desafío, tras haberse erigido desde hace días en una de las voces más relevantes de la lucha para echar a Morales de la presidencia, por encima de la mayoría de políticos opositores.

Fuente: unionradio