La Web Summit, uno de los mayores congresos tecnológicos del mundo, vuelve este lunes a Lisboa con una nueva edición a la que acudirán casi 70.500 personas y que agotó sus entradas el pasado viernes.

Será la cuarta vez que este congreso, que nació en 2010 en Dublín, se celebre en Lisboa, que se convertirá una vez más en capital tecnológica mundial durante cuatro días.

Según datos de la organización, la Web Summit de este año contará con 70.469 participantes, 2.150 start-ups y 239 socios reunidos en el Altice Arena y la Feria Internacional de Lisboa, por encima de las expectativas que tenía el congreso.

Entre los oradores más destacados de esta edición está Brittany Kaiser, exdirectora y denunciante del caso Cambridge Analytica; el exanalista de la CIA Edward Snowden y la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

También estarán el ex primer ministro británico Tony Blair; el presidente rotativo de Huawei, Guo Ping; el presidente de Microsoft, Brad Smith, y el negociador de la Unión Europea para el «brexit», Michel Barnier.

No faltarán además responsables de destacadas compañías como Google, Amazon, Facebook, Wikipedia, Mozilla o Uber, que participarán en conferencias sobre ámbitos como el medioambiente, las finanzas, el futuro de la sociedad o el entretenimiento.

Las start-ups españolas tendrán un espacio propio organizado por ICEX España Exportación e Inversiones, con una delegación integrada por 28 empresas -13 en modalidad Beta, otras 13 en Alpha y dos en Growth- con el objetivo de proyectar su proyección internacional.

La edición de este año contará con una novedad, la traducción de las intervenciones en el escenario principal a cuatro idiomas -español, portugués, japonés y chino-, a la que se podrá acceder desde la aplicación.

La Web Summit arranca mañana de forma oficial con el discurso de bienvenida del máximo responsable del evento, Paddy Cosgrave, en una ceremonia en la que también participa el ministro de Economía luso, Pedro Siza Vieira, aunque el grueso de las charlas y conferencias comenzará el martes.

El año pasado se anunció un acuerdo por el cuál la Web Summit se mantendrá hasta al menos 2028 en Lisboa, donde se calcula que el congreso tiene un impacto económico de unos 300 millones de euros cada edición.

Fuente: unionradio