Wever-Croes, primera ministra de Aruba, informó mediante un comunicado que este nueve de octubre alcanzaron un acuerdo con Citgo Petroleum Corp, filial de Pdvsa, para poner fin a su contrato para renovar y operar la refinería de la isla, por lo que planea buscar opciones externas para hacerse cargo de la refinería de 209.000 barriles por día.

La instalación ha estado inactiva por las sanciones de Estados Unidos a Pdvsa.

“Tomó mucho tiempo, mucho esfuerzo y mucha energía, pero finalmente Citgo admitió que no tenía capacidad para cumplir con los acuerdos”, indicó.
Una portavoz de Citgo no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Citgo y Aruba acordaron en 2016 un contrato de 25 años para restaurar la planta, que estaba parada desde 2012 después de que su exoperador, la estadounidense Valero Energy Corp, dejó el negocio por la baja rentabilidad, según información de Reuters.

La planta recibía fondos de Citgo y Pdvsa, pero había avanzado poco desde que Estados Unidos emitió hace dos años las primeras sanciones contra la estatal venezolana.

Fuente: 800 noticias