La bancada oficialista retornó este martes 24-S a la Asamblea Nacional  luego de dos años de enfrentamientos con la mayoría opositora de ese cuerpo en el marco de un diálogo promovido por el Gobierno con fuerzas minoritarias que busca debilitar al líder opositor Juan Guaidó.

Se conoció que solo se incorporaron 38 diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), siendo los más representativos: Francisco Torrealba, Tania Díaz y Pedro Carreño, el resto fueron «suplentes». No asistieron Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y Cilia Flores, actual primera dama del Estado.

El quórum de la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional de hoy martes 24 fue el siguiente: 95 diputados de la Unidad, 38 diputados de la fracción del Psuv y 5 diputados de la fracción Cambiemos, para un total de 138 diputados.

«Queremos ahora que se restituya la institucionalización del Poder Legislativo”, afirmó el diputado oficialista Francisco Torrealba poco antes de ingresar al hemiciclo de sesiones acompañado de un grupo de sus colegas que al grito “leales siempre, traidores nunca” celebraron su regreso.

En declaraciones a la prensa, Torrealba instó a la oposición a que se preste para “facilitar el rescate y el resurgimiento del Poder Legislativo nacional con todas sus atribuciones, con todas sus funciones, para que ellos puedan incluso constitucionalmente ejercer los mecanismo de control”.

Los oficialistas se retiraron del Congreso en 2017 luego de acusar a la oposición de desacatar decisiones del Tribunal Supremo de Justicia y que algunos diputados se postularan para integrar la Asamblea Nacional Constituyente –integrada solo por  oficialistas– y dirigir algunas gobernaciones y ministerios.

La reincorporación de la bancada oficialista se da como parte de un acuerdo al que llegó el Gobierno este mes con un grupo de partidos minoritarios opositores, sin mayor respaldo popular, dejando al descubierto las fracturas entre los sectores adversos a Maduro.

Fuente: panorama