Las carnes al horno ayudan concentrar los sabores originales y también los de las especies que se usan en la preparación. Hoy les traemos esta opción deliciosa que sirve para cualquier comida.

 

Ingredientes:

 

  • 2 libras de carne sin grasa
  • 1 cucharada de tomillo
  • Queso de tu preferencia
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharada de orégano picado
  • 4 cucharadas de aceite vegetal
  • 4 hojas de lechuga
  • 4 cucharadas de mayonesa
  • 4 tomates
  • 2 panes
  • Sal y pimienta al gusto

 

Preparación:

 

Precalienta el horno a 230 °C y condimenta la carne con el tomillo y el orégano picado, la mostaza, y la sal y la pimienta al gusto.

Calienta el aceite vegetal en una sartén a fuego alto y sella la carne por todos los lados. Cuando esté sellada, quita la sartén y colócala en un molde refractario con rejilla para que se mantenga alejada de los líquidos de cocción.

Ahora, cubre el molde refractario con papel aluminio y lleva nuevamente al horno durante 30 minutos para que se cocine hasta el término medio, o bien, déjala durante 45 minutos si deseas que su punto de cocción sea de ¾.

Quita la carne del horno y deja reposar durante 10 minutos antes de cortarla rebanadas delgadas.

Corta los panes al medio y abrelos para armar los sándwiches.

Unta el interior de los panes con mayonesa y agrega la lechuga, los tomates cortados en rodajas finas, el queso y el roast beef.

 

Sirve y disfruta con amigos.