El actor Julián Gil podría enfrentar consecuencias muy graves al fotografiarse con su hijo.

Así lo dejó saber la abogada de Marjorie de Sousa, Alma Pellón, quién a través de un documento demostró que el argentino no podía fotografiarse con el pequeño.

La aseveración en letras de la especialista en derecho, está respaldad de acuerdo al artículo 83 del centro de convivencia, “queda estrictamente prohibido introducir aparatos para realizar grabaciones y filmaciones”, esgrimió.

No se conocen cuáles son las consecuencias que tendrá que enfrentar el actor.

“La principal causante de que yo esté separado de mi hijo, además de su madre, es la señora Alma Pellón. Abogaducha de cuarta, barata… Se nota que a usted le importa es el dinero, no tiene sentimientos…me atengo a las consecuencias…si tengo que ir preso por sacarme fotos con mi hijo, voy preso”, finalizó.

Fuente: Ronda