El diálogo es la única solución a las diversas crisis que sacuden Latinoamérica y que se reflejan en la violencia en Brasil y México, la amenaza al proceso de paz en Colombia o la situación en Venezuela, dijo hoy la alta comisionada para los derechos humanos, Michelle Bachelet.

Bachelet confía en que el diálogo que intenta mantener con el régimen venezolano haga posible que su oficina establezca “una presencia permanente” en el país para poder hacer un seguimiento de lo que ocurre desde dentro y no del exterior, como debe hacerlo actualmente.

Sobre las conversaciones que hay entre los integrantes del Grupo de Lima (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucia y Venezuela) para presentar la próxima semana al Consejo de Derechos Humanos una resolución pidiendo una comisión internacional que investigue las violaciones de derechos humanos en Venezuela, Bachelet dijo que serán los países los que decidan lo que quieren.

Ella apuesta por que se permita que su personal trabaje directamente en el terreno “ya que creemos que podemos hacer un trabajo muy positivo allí”.

Comentando la situación en otras partes del mundo, la alta comisionada pidió que la policía evite la violencia frente a las protestas ciudadanas en Hong Kong. “Cualquier país puede enfrentar una situación así, pero lo importante es discutirlo alrededor de una mesa para encontrar soluciones”, defendió.

Fuente: 800noticias