Existe un dicho que reza: padre no es quien engendra sino aquel que cría. Lo mismo sucede con los animalesEste es el caso de Rocky, un cachorro que llora desconsoladamente porque lo separaron de su mamá y lo más curioso es que no es su madre biológica, sino con la que se crío es decir, de su mamá vaca.

No solo las personas son capaces de demostrar sus sentimientos, los animales también, solo hay que mirar este video para que te des cuenta de ello. El perro lloraba porque no sabía si volvería ver a su madre y mejor amiga.

Cuando unieron a estos dos animales, ellos fueron muy felices durante dos años, pero debido a la situación económica de la familia tuvieron que venderla, así fue como se la llevaron, pero esto no fue impedimento para Rocky, él la siguió hasta su nuevo hogar, pero tuvieron que separarlos nuevamente.

Sin embargo, los nuevos dueños hicieron un trato con los amos de Rocky para que la vaca volviera a casa. Posteriormente un psicólogo de animales ayudó a este pequeño para que pudiese relacionarse con otros animales.

Fuente: noticias24