Un jurado de Los Ángeles (EEUU) dictaminó este jueves que la cantante estadounidense Katy Perry y su equipo deberán pagar un total de 2,78 millones de dólares por plagiar una canción de rap cristiano para su exitoso tema «Dark Horse».

Según informaron medios de comunicación locales, la artista tendrá que pagar 550.000 dólares de su bolsillo, mientras que el resto será pagado por su sello discográfico, Capitol Records, y otros colaboradores.

La suma de dinero se destinará a compensar al cantante Marcus Gray,quien bajo el alias de Flame se especializó en el rap de temática cristiana y denunció en 2014 tanto a Perry como a su equipo creativo por presuntamente haber plagiado su canción «Joyful Noise».

El artista reclamó en su demanda que, de considerarse un plagio, tenía derecho a recibir los beneficios logrados por el tema de Perry, que se estimaron en unos 40 millones de dólares. Pero la defensa de la estrella argumentó que habría que restar a esa cantidad los costes de producción, grabación y explotación, entre otros.

Finalmente, el jurado de Los Ángeles estimó la compensación en 2,78 millones de dólares, tras considerar a principios de esta semana que efectivamente se produjo un plagio.

Fuente: globovision