La abogada y activista de los derechos humanos, Tamara Sujú comunicó este jueves que ha presentado su renuncia como representante de Venezuela ante República Checa, designada por el presidente de la Asamblea Nacional.

A través de su cuenta de Twitter, la defensora de DDHH publicó un comunicado en donde le manifiesta al Jefe del Parlamento, Juan Guaidó, que dimitió a sus responsabilidades diplomáticas por considerar que existen «conflictos de intereses entre su trabajo y la política».

Sujú explicó que «para conseguir de manera justa e imparcial la justicia verdadera, esta debe ser independiente a la política».

Fuente: globovision