La mayoría de las veces tiramos las semillas de las frutas y verduras que consumimos, ignorando por completo que podrían ser, incluso, más saludables que el propio fruto.

Tirar las semillas de patilla es un error que debes dejar de cometer desde ya, pues se trata de un parte que aporta importantes beneficios para la salud. Incluso, la cantidad de nutrientes que nos aportaría si las comiéramos del mismo modo que hacemos con las pepitas de girasol.

Semilla de patilla para rejuvenecer y mejorar tu salud: Cómo consumirla

Las semillas de patilla contienen una gran fuente de fibra y son muy energéticas. Las semillas de patilla también tienen propiedades antioxidantes que te ayudan a mantener el aspecto fresco y jovial de la piel.

Las semillas de la patilla son una fuente de energía importante. Es un alimento recomendado para personas que mantienen mucha actividad física. Las semillas de patilla son ricas en proteínas, que permiten el desarrollo muscular y la regeneración de tejidos.

Por qué debes consumir semillas de patilla

Las semillas de patilla aportan grasas saludables, como ocurre con los frutos secos, que regulan los niveles de colesterol en sangre.

También ayuda a eliminar toxinas de nuestro organismo gracias al efecto diurético y combate el estreñimiento a través de la fibra que se halla en estas semillas.

El zinc que se encuentra en la semilla de patilla protege el sistema inmune, mientras que, al igual que ocurre con la sandía, aporta antioxidantes que retrasan los signos de envejecimiento.

Consumir semilla de patilla es como cualquier otro tipo de semilla: solo debes masticarla muy bien, y listo. ¡Lo puedes hacer mientras saboreas una deliciosa rebanada de sandía en este verano!

Fuente: lapatilla