Catriona Magnayon, la reina de belleza filipina de origen australiano, ha estado pasando por un proceso de depresión que se incrementó luego de que fuese victima de bullying en las redes sociales por su evidente aumento de peso.

Entre las críticas sobre su reinado, se cuestiona su trabajo como reina universal, puesto que solo ha viajado a cinco países en sus casi ocho meses de reinado, contrario a reinas anteriores que visitaban más de 20 países.

Esta podría ser la segunda vez en la historia del concurso más importante del mundo, que una reina titular renuncia formalmente al título de Miss Universo.

Fue la misma Gray quien a través de sus redes sociales comunicó que padece de depresión: “Las últimas dos semanas han sido realmente desafiantes, me he sentido muy deprimida. Cuando me siento deprimida y abrumada; cuando las cosas están fuera de mi control, es útil recordarme a mí misma que la única persona que puede controlarme soy yo misma“.

Por su parte, el rumor se comenzó a correr luego de que la reina rechazara sesiones de fotos y campañas. Catriona está próxima a asistir a la República Dominicana para coronar a la nueva reina de la isla caribeña.

Es importante mencionar que si llegara a renunciar al título, quien pasaría a asumir las riendas es Tamarin Green de Sudáfrica y se convertiría en otro Back to Back para la organización Universal, aunque no de manera legal.