Una de las preparaciones italianas más deliciosas es el tradicional risotto, al que se le puede agregar casi cualquier ingrediente. En esta ocasión, trocitos de pollo, guisantes y limón fue la selección de esta deliciosa receta.

 

Ingredientes:

 

  • 2 cucharadas de aceite de oliva

 

  • 3 filetes de pechuga de pollo troceados

 

  • 2 ajo porros troceados

 

  • 1 cucharada de ralladura de limón

 

  • 2 tazas de arroz arborio o carnaroli

 

  • 5 tazas de caldo de pollo

 

  • 1 ½ tazas de guisantes congelados o frescos

 

  • 2 cucharadas de jugo de limón recién exprimido

 

  • ½ taza de queso parmesano rallado

 

  • 2 cucharadas de hojas de menta finamente picadas

 

  • Sal marina y pimienta negra recién molida al gusto

 

Preparación:

 

 

– Precalentar el horno a 200 °C. Calentar una sartén a temperatura alta. Añadir el aceite y el pollo y cocer durante tres minutos por cada lado o hasta que la carne esté bien dorada. Reservar.

 

– Añadir los puerros y la ralladura de limón a la sartén y cocinar por cinco minutos o hasta que estén bien dorados. Colocarlos en una fuente para el horno junto con el arroz y el caldo. Cubrir bien con una tapa o papel de aluminio y cocinar por 20 minutos. Añadir el pollo y los guisantes al risotto, volver a cubrir y dejar cocer por 20 minutos más.

 

– Mezclar el jugo de limón, el parmesano, la menta, la sal y la pimienta con el risotto. Remover dos minutos para espesar y servir.