Estos huevos rellenos de atún y bechamel son perfectos para una comida familiar o simplemente porque te apetece darte un capricho bien merecido. Cualquier ocasión es perfecta para disfrutar de este plato tan fácil y rápido de preparar.

 

Ingredientes:

 

  • 4 o 6 huevos grandes
  • 2 latas de atún en aceite
  • 4 o 6 cucharadas de salsa de tomate
  • Queso rallado al gusto
  • 1 cucharada colmada de harina de trigo
  • 40 gr de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • Pimienta
  • Sal

 

Preparación:

 

1.- Lo primero es poner una olla con agua al fuego, añades la cucharada de sal y un buen chorro de vinagre para que no se rompan. En cuanto el agua empiece a hervir, metes los huevos en el agua con la ayuda de un cucharón y los cueces 10 minutos.

 

2.- Con los huevos ya pelados, los cortas por la mitad longitudinalmente. Quitas las yemas con cuidado para no romper las claras, las colocas en un bol y las claras las reservas aparte.

 

3.- En el recipiente en donde tienes las yemas, agregas el atún y la salsa de tomate. Mezclas con un tenedor hasta que estén bien integrados todos los ingredientes.

 

4.- Rellenas los huevos con esta pasta, haciendo un copete redondito para que queden más bonitos. Los colocas en una bandeja apta para horno.

 

5.- Para la bechamel, tienes que derretir la mantequilla en un cazo, agregas la harina y la tuestas a fuego lento, echas una pizca de sal, nuez moscada y pimienta recién molida. En cuanto esté tostada la harina, vas vertiendo la leche poco a poco sin dejar de remover hasta que espese.

 

6.- Seguidamente viertes la salsa por encima a todos los huevos cubriéndolos bien y espolvoreas por encima una buena cantidad de queso.

 

7.- Por último, los introduces en el horno y los gratinas. Los dejas allí hasta que el queso esté derretido y doradito. En unos 10 minutos los tendrás listos.