Un majestuoso tapete floral de 790 metros cuadrados, elaborado con 189.000 flores y encumbrado por el vuelo de cuatro vistosas mariposas, pintó de colores a Medellín como preámbulo de la edición 62 de la Feria de las Flores, que se llevará a cabo entre los próximos 2 y 11 de agosto.

Más de 70 personas participaron en el montaje del gigantesco tapiz, que necesitó de 27.000 plantas como petunias, marigold, batatilla y wedelia para cobrar vida en el corazón del centro comercial Santafé como un homenaje a la tradición silletera y a la ciudad.

“Este tapete definitivamente es icónico. Lo creamos como un regalo para Medellín en esta época maravillosa de la Feria de las Flores”, expresó a Efe la gerente general de Santafé, María Fernanda Bertel, quien agregó que las mariposas fueron las elegidas por ser un símbolo de “transformación”.

Luego de cautivar desde 2011 con sus montajes, entre ellos dos en 3D con aves como protagonistas: un pavo real de 12 metros y dos colibríes de gran volumen, sus creadores optaron por un diseño que incluye a cuatro mariposas suspendidas en el aire con movimiento en sus alas.

“Los visitantes se sorprenden cuando ven a las mariposas volando”, apuntó Bertel sobre la innovación del tapete, considerado uno de los principales atractivos de la ciudad durante la feria.

Por el impacto generado en ediciones anteriores con la obra artística, que estará desmontada por completo el 1 de septiembre, el centro comercial proyecta recibir a unos tres millones de visitantes durante los 48 días de la exhibición.

Un año duró la planeación y creación del tapete “Transformamos las flores en un vuelo inspirador”, cuyo inicio partió con la definición del diseño y la siembra de las semillas que meses después se convirtieron en las plantas que tapizaron con sus flores el suelo de la plazoleta.

El cuidado del tapiz floral está a cargo de un equipo de jardineros, una especie de “guardianes de las flores”, que además de regar en las mañanas toda esa vegetación natural, se encargará de reemplazar las plantas que con el paso de los días vayan perdieron su color y su olor.

Para este año, los visitantes pueden contemplar el tapete desde distintos ángulos, tomarse fotografías en su interior al descargar la aplicación Santafé Medellín y visitar una exposición fotográfica de aves y mariposas, que aparece como complemento junto a una “experiencia 3D e interactiva”.

Al finalizar la exhibición floral, el público podrá llevarse un pedazo del tapiz a su casa donando desde 2.000 pesos con el fin de recaudar fondos para el programa ‘Barriguitas Llenas’ de la Fundación de Atención a la Niñez (FAN), que atiende a la población infantil y se enfoca en evitar su desnutrición.

“Este es un tapete hecho con corazón y tiene un destino final: los niños que no tienen alimento en temporada de vacaciones”, enunció Bertel.

Fuente: lapatilla