La caravana de vehículos, entre ellos la carroza que trasladó el cuerpo del capitán Acosta Arévalo, salió de la morgue de Bello Monte, con destino al Cementerio del Este, poco minutos después de las 12 de mediodía de este miércoles.

El abogado Alonso Medina declaró que esta decisión fue contraria al deseo de la familia del militar.

“Esta decisión es contraria a las aspiraciones y al deseo de la familia, la familia deseaba enterrarlo en Maracay, velarlo en Maracay, sin embargo, por el tribunal 36 de control se ordenó la inhumación controlada”, denunció Roa.

Fuertemente custodiado por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), los restos del militar llegaron al Cementerio del Este donde se espera sea sepultado “bajo las condiciones que decidió el tribunal”, según había expresado el abogado Medina a la prensa.

Los funcionarios impidieron la entrada al lugar de los medios de comunicación, los cuales se encuentran apostados en el puente La Guairita.

Familiares del capitán de corbeta se hicieron presentes en las instalaciones de la morgue de Bello Monte un poco después de las 11:00 de la mañana para retirar el cuerpo del militar luego de 12 días de espera.

Más temprano un vehículo funerario del Cementerio del Este ingresó al lugar, donde se presumía sería  trasladado el cuerpo del capitán Acosta Arévalo.

La esposa del militar, Waleswka Pérez, denunció que se pretendía hacer una entrega controlada del cuerpo e informó que la familia no había contratado ningún servicio funerario.

Familiares del Capitán habrían sido contactados por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) para la entrega del cadáver y se trasladaron desde la ciudad de Maracay.

Fuentes allegadas a la familia aseguran que temen que pase lo mismo que ocurrió con el inspector del Cicpc Oscar Pérez.

En su caso, luego de varios días de hermetismo y de negativas para entregar el cadáver, éste fue trasladado directamente al Cementerio del Este para su sepultura.

Fuente: 800noticias