El concepto de reloj inteligente parece haberse estancado un poco en su concepto inicial. Ya sea como extensión de tu celular y su experiencia de uso o como aparato enfocado al fitness, el mercado no ha presentado mayores cambios en una línea de producto que, digámoslo, también es bastante joven.

Aún así, esa juventud no perdona la falta de novedad en un mundo tecnológico tan tremendamente acelerado, y es ahí donde empezamos a ver en qué están pensando las grandes compañías.

Gracias a nuestros compañeros de LetsGoDigital nos enteramos que IBM ha patentado una idea bastante peculiar:

Los renders están basados en la patente original y describen un smartwatch con pantalla plegable, pero de cierta forma que es capaz de convertirse en un tablet.

Ahora, a pesar de los miles de usos futuristas que uno se puede imaginar, otros problemas afloran, como el peso, la capacidad de no generar grietas tan evidentes en los dobleces, entre otras cosas.

Sin duda es algo que hoy en día, al menos con lo que hemos visto no se podría ejecutar de manera eficiente, pero es una idea que encontramos maravillosa y que merece nuestra atención. Quién sabe, quizás estamos presenciando el primer draft de cómo serán los móviles en el futuro.