Para tratar el mal olor de las axilas existen varios métodos terapéuticos. El tratamiento debe ser escogido por el estilo de vida de la persona y la alimentación, porque los tratamientos no se ajustan a todas las personas. En algunos casos es importante considerar los factores genéticos.

Pasos para eliminar mal olor de las axilas

– Prepara una infusión con hojas de tomillo o romero y aplica en las axilas

– Mezcla vinagre con alcohol y aplica después del baño con un paño

– Mezclar una cucharada de bicarbonato con el líquido de un limón y aplicar después del baño

– Lavar las axilas al menos dos veces al día con jabón anti-bacteriano.

– Usar desodorante antitranspirantes para reducir el sudor de las axilas.

– Afeitar los vellos de las axilas para eliminar las bacterias y el sudor seco que se adhieren a ellos.

– Atención a la dieta (comer productos ricas en fibra) -> Frutas, verduras y granos enteros

– Tratar los problemas de la piel que puedan perpetuar el olor, como micosis.

– Eliminación definitiva de los vellos de las axilas.

En casos extremos:

– Uso de antibióticos tópicos en las axilas, como clindamicina o eritromicina.

– Liposucción para la eliminación de las glándulas apocrinas de la axila.

– Tratamiento a láser de las glándulas apocrinas.

Factores que contribuyen en el mal olor de las axilas

– El tipo y la cantidad de bacterias presentes en la piel.

– Exceso de sudor.

– Mala higiene personal.

– Obesidad

– Diabetes mellitus

– Fumar

– Micosis en las axilas.

– Consumo excesivo de algunos alimentos, tales como cebolla, el curry, ajo o pimienta.

– Consumo excesivo de alcohol.

– Antibióticos como la penicilina.