Las recetas de berenjena más populares suelen ser aquellas en las que van rellenas de algún otro ingrediente.

Esta vez, te presentamos una lasaña con este fruto, gratinada con delicioso queso parmesano.

El secreto para que la berenjena no se amargue es desflemarla, o sea, remojarla en agua con sal, hasta que cambie de color. No puedes fallar con este paso a paso.

 

Ingredientes:

 

  • 4 Porciones
  • 4 piezas de berenjena
  • Agua
  • 1/4 de taza de sal
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 500 gramos de carne molida de res
  • 1/2 pieza de cebolla finamente picada
  • 1 cucharada de ajo finamente picado
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de orégano
  • Sal
  • Pimienta
  • 1/2 taza de puré de tomate
  • 4 piezas de tomate escalfado y picado
  • 1/2 taza de caldo de res
  • 1 taza de crema ácida
  • 1 taza de queso de mozzarella
  • 1 taza de queso parmesano rallado
  • Perejil finamente picado, para decorar

 

Preparación:

Precalienta el horno a 180°C.

Sobre una tabla, corta la berenjena en rodajas medianamente gruesas, y remójalas con agua y sal por 1 hora para evitar que se amarguen.

En un sartén calienta el aceite, cocina la carne hasta que cambie de color. Agrega la cebolla, el ajo, la nuez moscada, la canela, el orégano, la sal y la pimienta.

Una vez que las verduras estén suaves, agrega el puré de tomate, el tomate picado, y el caldo de res. Cocina por 30 minutos hasta que se evaporen todos los líquidos. Retira.

En una parrilla, asa las berenjenas por ambos lados y reserva.

En un refractario para horno, coloca una capa de berenjena seguida de la carne, la crema, el queso mozzarella, el queso parmesano y repite este proceso hasta llenar el recipiente.

Termina con queso parmesano, espolvorea con perejil y hornea hasta que se gratine el queso, alrededor de 10 minutos. Sirve de inmediato.