a ciudad de Lausana, en Suiza, comenzará a respirar atletismo a partir de esta tarde. El salto de pértiga será el encargado de abrir fuego de esta jornada de la liga del diamante, competición organizada por la IAAF en la que compiten los mejores atletas del mundo, que aterriza en esta pequeña ciudad en la segunda prueba del 2019 para el triple salto femenino.

Ibarguen y Rojas, de nuevo cara a cara

El pasado mes de junio, la ciudad de Oslo fue la sede de la primera jornada en la que se disputaba el triple salto femenino. La colombiana Caterine Ibarguen, gracias a su quinto salto de 14.79 metros, se llevó los 8 primeros puntos de la liga y se situó como la líder mundial del 2019.

La rivalidad Ibarguen-Rojas es conocida en todo el mundo del atletismo después de que, en los pasado Juegos Olímpicos, la colombiana arrebatara el oro a la azulgrana por sólo 19 centímetros de diferencia. Una victoria que posteriormente pasaría a manos de Yulimar en el campeonato del mundo de 2017, en el que la azulgrana se impuso con un salto de 14,91m.

La situación para mañana, sin embargo, es muy diferente. Rojas llega en un estado de forma espectacular tal como se pudo ver en el mitin iberoamericano disputado en Huelva, donde saltó por encima de los 15 metros (15.06m) y mejoró a Ibarguen por casi 30 centímetros en la lista de los mejores saltos de la año.

Con campo para correr

De hecho, la atleta azulgrana aún tiene muchos caminos por recorrer a sus 23 años. Más allá de luchar por la liga del diamante (título que aún no ha conquistado), la actuación de la azulgrana en Huelva le sirvió para conseguir la mínima para los Juegos Olímpicos de 2020.

Además, dentro de poco más de 20 días, la azulgrana competirá en los juegos Panamericanos representando su país, una competición que se disputará en la ciudad de Lima.

Fuente: fcbarcelona