Primero se abrió la veda para plantear demandas en EE.UU. por propiedades confiscadas en Cuba hace 60 años, después se prohibieron los cruceros a la isla y ahora les ha llegado el turno a los músicos cubanos y especialmente a los reguetoneros.

 

La ciudad de Hialeah, vecina a Miami y la más hispana y cubana de todo Estados Unidos, según un estudio de 2017, acaba de anunciar la cancelación de un espectáculo con conocidos reguetoneros que debían viajar desde la mayor de las Antillas para el concierto del Día de la Independencia estadounidense, el 4 de julio.

 

Los sustitutos de Jacob Forever, Señorita Dayana y El Micha en el Milander Park de Hialeah serán el cantante cubano radicado en Miami Willy Chirino, autor de “Nuestro día (Ya viene llegando)”, el “himno” de los que el castrismo solía llamar “gusanos”, y la cantante Albita Rodríguez, también exiliada.

 

Jacob Forever, que el 4 de julio de 2018 fue el encargado de poner a bailar a los vecinos de Hialeah con éxitos como “Hasta que se seque el malecón”, expresó su malestar por una decisión que le tomó por sorpresa y, según dijo en un comunicado, está basada en argumentos en su contra que “no son reales”.

 

“Francamente lamento mucho esta cancelación y tengo fe que todo se aclarará en su momento. Ante todo, pido disculpas a mi público porque en contra de mi voluntad, no podré estar con ellos el 4 de julio como tenía previsto”, subrayó en el comunicado enviado a Efe.

 

Autoridades locales y dirigentes del exilio que defienden el “boicot” alegan que los músicos cubanos que viven en la isla y apoyan al Gobierno de su país vienen a presentarse en Miami sin problemas, mientras Chirino, Gloria Estefan y otros artistas cubanos de Estados Unidos no pueden ni pisar la isla.

 

Es un “intercambio cultural” de una sola dirección, señaló el alcalde de Miami, Francis Suárez, en una reciente entrevista televisiva para explicar una resolución aprobada por el consistorio de la ciudad la semana pasada.

 

La resolución busca impedir el intercambio cultural con algunos artistas provenientes de Cuba, un programa también conocido como “Pueblo a pueblo” que en su día fue promovido por el entonces presidente Barack Obama y que clasificaba dentro de una de las 12 categorías establecidas para que los estadounidenses, por su parte, pudieran viajar a la isla.

 

El programa ha sido suspendido por la Administración de Donald Trump, que ha acabado con el “deshielo” de Obama y Raúl Castro y está presionando fuertemente a Cuba para que se “aparte del camino” de la libertad de Venezuela, como dijo el martes en Miami el vicepresidente Mike Pence.

 

La resolución municipal de Miami pide al Congreso federal que emita una ley que permita a los estados y gobiernos locales “prohibir la contratación de artistas que hacen negocios con o son financiados por Cuba”.

 

Durante la discusión de la resolución, el alcalde Suárez presentó un video en el que músicos muy queridos por la comunidad, como Willy Chirino, Los Tres de La Habana, Amaury Gutiérrez y políticos como el excongresista Lincoln Díaz-Balart, dan su apoyo al veto.

 

La resolución señala que se mantendrá vigente la prohibición “hasta que se restablezca la libertad de expresión para todos los cubanos, y no solo para algunos artistas favoritos”.

 

Esta medida surge pocos días después de que la reconocida orquesta Los Van Van, que radica en la isla y es una de las agrupaciones insignes de la revolución cubana, celebrara en Miami su 50 aniversario.

 

Fuente: 800noticias