Descubre por qué el Gua Sha se ha convertido en uno de los mejores aliados para combatir la celulitis y permitir a las mujeres lucir una escultural figura sin «piel de naranja».

¿Cómo se realiza el Gua Sha?
Además de usarse para eliminar molestias físicas leves, esta técnica milenaria también embellece la piel, por ello ¡todo mundo desea conocerla!

Se trata de procedimiento no invasivo también conocido como «técnica del raspado» precisamente porque consiste en raspar la piel con un instrumento de filo redondeado (piedra de jade, cucharas, etc.) para liberar células sanguíneas a la superficie epidérmica.

Si bien se practica en China y el Lejano Oriente desde hace miles de años, en Europa y América su reciente popularidad se debe a los efectivos resultados que brinda.

Gua significa «rascar» (aplicar presión ligeramente mayor que la que la realizamos con las manos o los dedos), en tanto Sha refiere «arena patógena», en otras palabras, la sangre que proviene del tejido subcutáneo durante la terapia.

El objetivo del Gua Sha es frotar la piel (luego de haber aplicado un poco de crema o aceite esencial); como efecto del raspado, aparecen manchas o puntos de color rojo oscuro o violeta sobre la epidermis debido a las toxinas que salen desde los capilares, mismas que se eliminarán del cuerpo.

Cabe señalar que si bien el aspecto parece un poco rudo al inicio, los puntos rojizos o manchas desaparecen con el paso de los días. ¡No te preocupes!

Técnica no invasiva
Los expertos refieren que se trata de técnica no invasiva, es decir, se aplica rápidamente sin tener que pasar horas en una clínica de belleza; además, es bastante sencilla y ofrece resultados efectivos en poco tiempo.

El propósito esencial del Gua Sha es estimular la piel, sin embargo, no es el único, ya que también favorece el alivio de malestares físicos y emocionales, gracias a que consigue oxigenar los tejidos, al tiempo que produce activación de la circulación sanguínea.

Beneficios del Gua Sha
A nivel mental, por ejemplo, ayuda a aliviar depresión, estrés y ansiedad. En la parte física, este método se aplica en el rostro para combatir puntos negros, atenuar arrugas y líneas de expresión, suavizar bolsas y ojeras e incluso, reducir la papada.

En lo que a tratamientos corporales se refiere, el Gua Sha no sólo permite remodelar el cuerpo, también combate la celulitis gracias al masaje que brinda en cadera, glúteos y parte alta de los muslos (donde suele concentrarse la acumulación de grasa).

Aunque no existen contraindicaciones para la aplicación de esta técnica, vale la pena acudir siempre a personas experimentadas en la técnica del raspado.

Igualmente, debes saber que las sesiones de tratamiento Gua Sha para combatir celulitis dependen de las características y necesidades de cada persona.

Fuente: informe21