El Gobierno de Japón pidió a los residentes en varias áreas de la zona costera del noroeste de Japón que abandonen sus viviendas y busquen refugio por el terremoto de 6,8 grados en la escala de Richter que se produjo este martes.

El llamamiento fue hecho por el ministro portavoz del Gobierno nipón, Yoshihide Suga, en una primera rueda de prensa para dar a conocer de los efectos del temblor sísmico que se sintió con fuerza en la mitad norte de Japón y que generó un alerta de tsunami.

Suga dijo que se está revisando la información sobre posibles víctimas e informó de que las centrales nucleares de la región afectada, en las prefecturas de Niigata y Yamagata, no han dado cuenta de hechos anormales en su funcionamiento.

Fuente: 800noticias