WhatsApp continúa trabajando en la plataforma y ha establecido una serie de parámetros para que sus usuarios se porten correctamente y no tiendan a brindar contenido malicioso o incómodo.

Por ello, a partir del 7 de diciembre, WhatsApp tomará medidas sumamente duras para aquellas personas que utilicen la aplicación de forma indebida. Incluso, se tomó el trabajo de actualizar su sección de usos no autorizados y fue tajante con las restricciones.

Entre las malas acciones que identifica WhatsApp aparece el envío de mensaje masivos y el uso no personal de la aplicación. La compañía necesita luchar contra estas empresas que utilizan la versión “común” de la aplicación y no WhatsApp Business.

La aplicación también podrá utilizar como pruebas aquellas acciones que se realicen fuera de la plataforma y estén vinculadas. Es decir, si una empresa dice que está utilizando WhatsApp de manera “no correcta”, lo convierte en una prueba sustancial como  para iniciar una demanda.

Tomaremos medidas legales contra las empresas de las que únicamente contemos con evidencias de abuso obtenidas fuera de la plataforma si las prácticas de abuso continúan después del 7 de diciembre de 2019 o si se vincula a esas empresas a evidencias de abuso obtenidas directamente en la plataforma antes de que se cumpla ese plazo“, indicó WhatsApp.

Actualmente, WhatsApp ya identifica a aquellos usuarios que violan sus términos de uso. Además, utiliza herramientas que suspenden de manera inmediata las cuentas que infringen estas normas.

Hace un tiempo, WhatsApp mencionó que se había evitado que “millones de cuentas” continúen infringiendo las reglas de la plataforma.

Nos enfrentamos ante un desafío que requiere un enfoque integral y en WhatsApp estamos comprometidos a utilizar los recursos de los que disponemos“, agregó la plataforma.

Fuente: 800noticias