Unos números en una galleta china que se convirtieron en el premio gordo de la lotería: un jubilado estadounidense ganó 344,6 millones de dólares gracias a los números escritos en el pequeño papel que venía en la “galleta de la fortuna” de su nieta.

“Por un par de años, jugué los mismos cinco números”, dijo Charles W. Jackson Jr., durante una conferencia de prensa en Raleigh, Carolina del Norte, donde recibió su premio por el sorteo de Powerball del sábado.

Eran los números que aparecían en el papelito escondido dentro de una “galleta de la fortuna” de esas que ofrecen algunos restaurantes asiáticos al final de la comida, y que muchas veces llevan inscritas frases o cifras.

Jackson contó que los obtuvo de la galleta de su nieta de ocho años durante una cena en un restaurante vietnamita: “Miré los números detrás (del papel) y dije que quizás querría jugarlos. De ahí vino todo”.

Luego, los jugó con regularidad en varios sorteos. “Nunca esperé ganar, simplemente tuve suerte”, dijo.

Fuente: infoabe