Casi cuatro millones de dólares en publicidad fue la cifra que obtuvo Kinsey Wolanski, la modelo estadounidense que fue detenida por correr en un atrevido traje de baño el domingo 2 de junio durante el partido entre el Tottenham y el Liverpool por la final de la Champions League.

En la pequeña pieza de ropa, la modelo promocionó el sitio web Vitaly Uncensored, una página propiedad de su novio en la que colocan contenido sexual y bromas pesadas.

Aunque las autoridades de la UEFA la multaron con 15.000 euros por el polémico acto, esto no representa nada al lado de los 3.55 millones de euros que ganó poco después.

Del mismo modo, la también actriz aumentó su cuenta en Instagram, cuando pasó de 300.000 a 2.5 millones de seguidores en menos de 24 horas.

Esta no es la primera vez que Kinsey realiza algo parecido, pues hace un mes aceptó el reto del millonario dan Bilzerian, de correr una milla en menos de cinco minutos utilizando un pequeño traje de baño.

Fuente: caraotadigital