La Policía húngara ha confirmado hoy que son ya nueve los fallecidos en el naufragio de un barco turístico en el río Danubio el pasado día 29, mientras se sigue tratando de acceder a la embarcación hundida, donde se cree que pueden estar los cadáveres de algunos de los diecinueve ocupantes aún desaparecidos.

Las autoridades han informado hoy de que tanto la mujer hallada en un puente en Budapest, ciudad donde se produjo el siniestro, como el hombre localizado cien kilómetros río abajo, pertenecen al grupo de 33 turistas surcoreanos que viajaban en la embarcación.

El barco, en el que viajaban también dos tripulantes húngaros, volcó y se hundió el pasado día 29 al ser embestido por una embarcación que trataba de adelantarlo.

Siete personas fueron rescatadas con vida y siete cadáveres fueron localizados en las horas siguientes al accidente.

Las autoridades húngaras, con ayuda de equipos de rescate surcoreanos, noruegos y austríacos, están tratando de localizar los diecinueve cuerpos aún desaparecidos, y que se creen están dentro del pecio, sumergido a unos nueve metros de profundidad.

Las tareas de rescate se están viendo obstaculizadas por el crecido caudal del río, su fuerte corriente y la falta de visibilidad en las aguas revueltas, lo que hace muy peligroso para los submarinistas acceder al interior del barco.

Las autoridades ahora esperan que el nivel del Danubio baje, para que una potente grúa pueda pasar por debajo de los puentes y acercarse al punto donde está sumergido el barco.

El capitán del crucero que embistió al barco turístico se encuentra en prisión preventiva.

Fuente: 800noticias