Venezuela ocupa el puesto 131 en la lista que enumera de mejor a peor la protección que brindan los países hispanos a la infancia, de acuerdo con un informe publicado por la organización. Así lo reseña mundo.sputniknews.com

En el informe mundial sobre la infancia 2019: ‘Infancias robadas’, la organización evalúa la situación general para los niños y las niñas en 176 países.

Entre los países hispanos, el que mejor protege a los niños en cuanto a la salud, la educación, el trabajo, el matrimonio, los partos y la violencia infantiles, es España que ocupa el puesto número 13 de la clasificación de la ONG. Mientras tanto, la peor situación se observa en Guatemala con el puesto número 147, que está incluso por detrás de Siria y Yemen. Aunque los autores admiten que los datos de los países afectados por conflictos, como Siria y Yemen, no reflejan las duras realidades para la infancia en estos entornos debido a las dificultades para recopilar los datos.

Save the Children repasó los datos correspondientes al año 2000 y observó un destacado progreso en casi todos los países en solo una generación. De acuerdo con el informe, en América Latina y el Caribe, el mayor grado de progreso se produjo en Haití y Nicaragua, con 98 y 97 puntos de aumento, respectivamente. Ambos países lograron mejoras en términos de supervivencia infantil y matrículas escolares.

Bolivia consiguió un aumento de 81 puntos debido a la disminución a la mitad de la mortalidad de niños y niñas menores de 5 años y del retraso del crecimiento.

Ecuador incrementó su puntuación en 78 puntos principalmente gracias al aumento del número de niños y niñas escolarizados.

Colombia, Guatemala y Perú obtuvieron aumentos de entre 65 y 75 puntos. El factor principal del progreso en Colombia fue el descenso en la tasa de homicidios de niños y niñas. El aumento de la puntuación de Guatemala se debió a la disminución de partos de adolescentes, muertes infantiles, y niños y niñas no escolarizados. Perú redujo la tasa de retraso del crecimiento en un 58 %.

En Venezuela, donde existe una crisis social, económica y política desde 2010 [sic], la puntuación disminuyó en 32 puntos. La tasa de mortalidad de niños y niñas menores de 5 años ha aumentado en un 40 % y la de homicidios de niños y niñas, en un 60 %. La tasa de desplazamiento también ha aumentado drásticamente, señala el informe.

Mientras tanto, el primer puesto del ranking lo ocupa Singapur, seguido por Suecia y Finlandia. Los peores indicadores se observan en Chad, Níger y la República Centroafricana.

En cuanto a las potencias globales, China y Estados Unidos comparten el puesto 36, seguidas por Rusia en el puesto 38. Los tres países entran en la lista de los lugares donde pocos niños y niñas se están perdiendo la niñez.

Fuente: lapatilla